Ahora en Redentor

Segmentos Y Programas

ENCUESTA DEL DÍA

No hay encuestas en este momento.

Noticias cortesía de

Discurso de toma de posesión de Trump, menciones de fe comparadas con la de expresidentes


 

Aunque el discurso de toma de posesión de Donald Trump puede ser visto principalmente como un discurso populista y anti-establishment, contenía varias referencias a Dios.

Después de ser juramentado, Trump habló de la nación protegida por los "grandes hombres y mujeres de nuestras fuerzas armadas y fuerzas del orden", con la mano izquierda colocada sobre dos Biblias, que sostenía su esposa Melania. Pero recordó a los estadounidenses que lo más importante es que "estaremos protegidos por Dios".

El presidente dijo que quería modelar su discurso inaugural después de los pronunciados por dos presidentes a los que él admira: John F. Kennedy y Ronald Reagan. Ambos presidentes -y Barack Obama- honraron una larga tradición de mencionar a Dios y la fe en los discursos inaugurales presidenciales estadounidenses.

En su toma de poder el 20 de enero de 1961, el presidente Kennedy dijo a los asistentes que habían presenciado una juramentación la cual se había llevado a cabo "ante el Dios Todopoderoso".

El joven presidente, de 43 años, dijo que todavía estaba en discusión en todo el mundo la creencia de que "los derechos del hombre no provienen de la generosidad del Estado, sino de la mano de Dios".

Kennedy concluyó su discurso con "... vamos a dirigir la tierra que amamos, pidiendo Su bendición y Su ayuda, pero sabiendo que aquí en la tierra la obra de Dios debe ser verdaderamente nuestra".

La toma de posesión de Ronald Reagan el 20 de enero de 1981, fue la primera ceremonia inaugural presidencial que se celebró en el Frente Oeste del Capitolio de los Estados Unidos. Su dirección contenía realmente pocas referencias a Dios y a la fe religiosa.

El Sr. Reagan expresó su gratitud por las decenas de miles de reuniones de oración celebradas en el día. "Somos una nación bajo Dios, y creo que Dios quiso que fuéramos libres".

Por el contrario, durante su primer discurso inaugural, el presidente Barack Obama habló de la herencia del remiendo de América, una nación de diversas creencias: "Cristianos y musulmanes, judíos e hindúes, y no creyentes."

En el discurso de Obama hizo falta que hiciera mención de los valores judeo-cristianos, o valores de Dios, sin embargo, mencionó "valores de los que depende nuestro éxito-honestidad y trabajo duro, el valor y el juego limpio, la tolerancia y la curiosidad, la lealtad y el patriotismo- estas cosas son viejas. Estas cosas son ciertas: una fuerza tranquila de progreso a lo largo de nuestra historia".

Él dijo que la fuente de nuestra confianza es el conocimiento de que Dios nos llama a dar forma a un destino incierto "que es el significado de nuestra libertad y credo".

En su discurso del viernes, el presidente Trump reconoció que una de sus primeras tareas será sanar y unificar a la nación. Él sabe que Dios está complacido con una nación unificada.

"La Biblia nos dice: ‘que bueno y agradable es cuando el pueblo de Dios vive unido. Debemos hablar abiertamente, debatir nuestros desacuerdos honestamente, pero perseguir siempre la solidaridad. Cuando Estados Unidos está unido, Estados Unidos es totalmente imparable”, dijo.

Hace ocho años, cuando Barack Obama concluyó su discurso inaugural, habló de dejar una América mejor para las generaciones futuras.

"Dejen que los hijos de nuestros hijos digan que ... con los ojos fijos en el horizonte y la gracia de Dios sobre nosotros, llevamos adelante ese gran regalo de libertad y lo entregamos con seguridad a las generaciones futuras".

El presidente Trump también mencionó a los niños de Estados Unidos en su discurso diciendo que todos son iguales sin importar su lugar de nacimiento.

“Y si un niño nace en la expansión urbana de Detroit o en las llanuras azotadas por el viento de Nebraska, mirará el mismo cielo nocturno, llenará su corazón con los mismos sueños y respirará gracias al mismo Creador todopoderoso”, indicó.

Tanto Barack Obama como Donald Trump terminaron sus discursos con: "Gracias, Dios los bendiga y Dios bendiga a América".

¡Que Dios bendiga a nuestros presidentes entrantes y salientes mientras lo buscan y Su guía para el futuro!

 

 

 


Siguenos



Verso del día

Santiago 1:5

“Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie.”

Brought to you by BibleGateway.com. Copyright (C) NVI. All Rights Reserved.